Just me

Wednesday, February 17, 2010

SACANDO TIEMPO PARA ORAR.

Sacando tiempo para orar

¿Podrías identificar cual es la razón principal por la cual los cristianos (y los no cristianos, pero si creyentes) se apartan del camino del Señor?


¿Seria la indiferencia?, ¿La falta de comunión?, ¿La tentación o la falta de oración?

Muchos creyentes no tienen idea de lo que es hablar con Dios sobre una necesidad real y recibir respuesta de ello, porque no son constantes.

En la Biblia puedo citar varias promesas sobre la oración, podemos escuchar testimonios, yo podría darte mi testimonio a oraciones contestadas, pero no puedo orar y hablar con Dios en tu lugar, eso es una acción indelegable. Podemos escuchar a otros orando, leer cientos de libros, manuales, asistir a las charlas impartidas por los mejores oradores, pero a orar solo se aprende orando. Podría poner como ejemplo, manejar un vehiculo, por mas que leamos las instrucciones, y sepamos las leyes de transito, hasta que no emprendemos la travesía de salir a la calle a conducirlo, no aprenderemos, ni perfeccionaremos tal tarea.

Leyendo un texto de Martín Lutero (Mártir del Cristianismo), pude ver como su compromiso con la oración, con pasar tiempo a solas con Dios fue la clave ante la vida de victoria que vivió.

A lo largo de la historia de la humanidad, podemos destacar que las vidas de los más sobresalientes individuos, que tuvieron una vida digna de ser recordada y admirada, esas condiciones se dieron porque eran hombres y mujeres de oración. Vivian en comunión con Dios, Dios les hablaba a través de la oración y ellos obedecían su voz. En la oración esta el poder, la victoria y la relación con Dios.

Personalmente puedo recomendar, crear un habito de conversar con Dios, no dizque hacer una oracioncita mediocre como “Diosito, gracias por este día, bendice mi familia, amen”. ¿Es acaso, el creador del universo, el que te dio la vida, solo porque le plació, merecedor de ese “recital” de 10 segundos?, tu mismo sabes la respuesta.

Y cuando en el párrafo anterior me refiero a conversar con Dios, quiero destacar que no es un monologo, es una conversación donde intervienen 2 personas, tu hablas, pero también tienes que escuchar, callar para que El pueda hablarte.

Es de gran importancia que a diario apartemos un tiempo exclusivo para la oración personal. Trata de ser fijo, mira ese momento como una cita exclusiva con El rey de reyes, señor de señores (y es que gracias a El, tenemos acceso al trono real, a la presencia de su majestad). Habrá momentos en los que tengas que orar bajo circunstancias diferentes a las habituales, no es pecado, ni es condenable, pero dentro de lo posible, trata de tener hábitos constantes. No es un secreto que en la disciplina esta el éxito.






La experiencia personal y los testimonios que he escuchado me confirman que las horas de la mañana son las mejores para conectarse a La Fuente Divina. Y es que debemos darle las primicias de nuestros días al Creador de ellos. Un famoso evangelista (Moody) tiene una teoría muy interesante “Debemos ver el rostro de Dios cada mañana, antes de ver el rostro de los hombres”, y su palabra así lo cita (honestamente no recuerdo donde) “Si de mañana buscaras mi rostro, ciertamente, despertaré por ti”, aquí estamos ante una hermosa promesa, que se cumple cuando le buscas.

La Palabra, en 1era de Tesalonicenses 5:17, nos ordena a orar, dice específicamente “Oren sin cesar”, pues en cualquier momento y en situación tenemos acceso a una buena conversación (de petición, consulta, acción de gracias, etc.), con el Padre Celestial. A través de la oración lo logramos.

Debe bastarnos con el ejemplo de Jesús, pues por más ocupado que estuviera, siempre encontró un momento para orar y cuanto mas grandes fueron las decisiones que tuvo que tomar, fue cuando mas tiempo invirtió orando.

La invitación esta abierta, para los que tienen hambre y sed de El, pues su grandeza y su infinita gloria ha de ser suficiente para que cuando comiences una vida de oración y comunión con El, no quieras salir de debajo de Sus alas jamás.


Nota:
Este texto fue inspirado por El Señor, y hoy puedo confesar que en mi vida cristiana he tenido una lucha muy fuerte con mi vida de oración, pero gracias a Dios hoy puedo darte un consejo de fe y de técnicas que te permitan entrar en comunión intima con El.

Dios te bendiga!!!


Atte.

Johanna S. Galván.
posted by Raga's at 2/17/2010 12:56:00 PM

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home